UNA VERDAD QUE LIBERA


LEAMOS LOS SIGUIENTES PASAJES:

Hebreos 1:1 dice: “La fe es la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve.”


Romanos 10:17 “Así que la fe viene del oír, y el oír, por la palabra de Cristo.”

Por tanto: “… la Escritura dice: «Todo el que CREE EN ÉL no será avergonzado» Porque no hay distinción entre judío y griego, pues el mismo Señor es Señor de todos, abundando en riquezas para todos los que le invocan; porque: «Todo aquel que invoque el nombre del Señor será salvo».

Y al que cree TODO LE ES POSIBLE


El enemigo sabe la importancia de ello, por eso busca lo siguiente: (JUAN 10:10)

Robar  NUESTRA FE

Matar  NUESTRA CAPACIDAD DE OIR

Destruir  NUESTRAS VIDAS

Usando la herramienta de la distracción.


2 Corintios 11:3 “Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo.”


Al no escuchar la voz de Dios, no hay posibilidad de que la fe permanezca y fortalezca nuestras vidas.


Recordemos:

A mayor oír mayor Fe

A mayor Fe mayor comunicación

A mayor comunicación mayor comunión y

A mayor comunión mayor Gloria (peso-brillo) de Dios en nosotros.



JUAN 8:31-36 Entonces Jesús decía a los judíos que habían creído en Él: Si vosotros permanecéis en mi palabra, verdaderamente sois mis discípulos; 32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

Boletin de esta semana
Boletines pasados