SEXTO ENEMIGO DEL CUERPO DE CRISTO "LA IGNORANCIA"


“…Mi pueblo perece por falta de sabiduría (conocimiento, entendimiento, discernimiento)” Oseas 4:6

O lo que sería dicho de otra manera: Mi pueblo muere, es destruido, por vivir en la ignorancia.


¿QUÉ ES IGNORANCIA?

- “Ignorancia” de acuerdo al diccionario de la Real Academia Española es: Falta de ciencia, de letras y noticias, general o particular; desconocimiento de la ley.

- Carencia de los conocimientos convenientes o suficientes para el desempeño de una función o cometido.


En pocas palabras: Ignorancia es: Falta de información, conocimiento y comprensión.


La Biblia en muchas ocasiones se expresa de ella también como falta de discernimiento y entendimiento, y en la mayoría de los casos la relaciona con la necedad.

El vivir en ella, ya sea en forma voluntaria o involuntaria es sumamente peligroso, pues nos puede conducir a la destrucción personal y colectiva. De hecho, impide el desarrollo sano de la fe y por lo tanto, quedamos expuestos y vulnerables a mentiras y engaños.

(La ignorancia de la Voluntad de Dios es una ELECCIÓN)


CONSECUENCIAS DE LA IGNORANCIA

- Mata eventualmente el potencial que Dios ha puesto en cada ser humano.

- Roba la herencia que tenemos en Cristo.

- Roba el disfrute, gozo y paz.

- Endurece el corazón.


Es por ello que el apóstol Pablo oraba incesantemente de esta manera:

“Por esta razón, también nosotros, desde el día que lo supimos, no hemos cesado de orar por vosotros y de rogar que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría y comprensión espiritual”. Colosenses 1:9


“..…Para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos, y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza,” Efesios 1:17-19


¿CUÁL ES EL ANTIDOTO PARA LA IGNORANCIA?

Lo opuesto a la ignorancia espiritual es la sabiduría. Dios nos ordena que nos arrepintamos de nuestra ignorancia y que lo busquemos con todo nuestro corazón.


Leamos Hechos 17:30 “Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan”.


Jeremías 29:13 “….Y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón”.

Leamos Santiago 1:5: “Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, demándela (pídala) a Dios, el cual da á todos generosamente (abundantemente), y no reprochando (regañando), y le será dada”.


Hay una diferencia entre conocimiento y la sabiduría. El conocimiento solo, es la acumulación de información y puede hacer pensar a una persona que por el hecho de saber muchos conceptos es invencible, superior a todo y a todos, incluso independientes de Dios; sin darse cuenta que mas bien esto le convierte en una persona necia. “Dice el necio en su corazón, no hay Dios” (Salmo 14:1). Pero cuando el conocimiento esta ligado a la sabiduría, es decir, a la aplicación de la información y conceptos en situaciones especificas de la vida diaria, los resultados son edificantes, portan vida y paz.

Al igual que en la fe, la sabiduría debe manifestarse en el estilo personal de vida.


El propósito de las enseñanzas bíblicas no es solo el de aumentar el saber, sino el de cambiar, transformar nuestras vidas, esto es caminar en sabiduría. Quien decide por vivir en el Reino de Dios y su justicia, es una persona sabia.


En conclusion:

Lee y estudia la Palabra de Dios. Pero antes de hacerlo, tómate un tiempo para orar y pedirle al Espíritu Santo que te dé el conocimiento y la revelación de Su Palabra. Cuida la información que recibes a través de lo que escuchas. Permite ser guiado por el Espíritu, Él siempre nos conduce a toda verdad y nos hará saber cuándo algo esta desviado del diseño de Dios.

Boletin de esta semana
Boletines pasados