QUITANDO EL YUGO DEL MUNDO


Para poder entender este tema es indispensable aclarar los términos de los que estamos hablando: yugo y mundo.


La palabra “YUGO” tsemed, “pareja”. Aparato que aprisionaba el cuello de los cautivos (esclavitud). Significa unión. Hace referencia a estar unidos con un propósito.


La palabra SIGLO “aión” significa: edad, era; (período - presente o futuro).

Esta palabra algunas versiones bíblicas lo traducen como “mundo” o “corriente de este mundo” ya que no sólo se refiere a tiempo, sino a todo lo que en él se encuentra, por ejemplo: en nuestra época el humanismo muestra al hombre como centro del universo. Esta es la filosofía que mueve todo. Es decir, todo gira alrededor del ser humano, buscando satisfacer sus deseos como sea, dejando así al egoísmo como el dios de esta época, era.


Leamos juntos el siguiente pasaje y reflexionemos: Romanos 12:1-2

“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis (seguir el mismo patrón) a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.”


VER:

¿A quiénes está hablando este pasaje?

¿Qué es lo que debemos presentar al Señor?

¿Cómo debemos hacerlo?

¿Qué es lo que debe ser transformado y renovado? ¿Porqué?


JUZGAR:

¿Cómo o qué implica el quitarnos el yugo que compartimos con el mundo?

¿Cuál debe ser nuestra postura frente a este siglo (moda, filosofías, estilos de vida, etc.)?

Luego de morir como sacrificio a Dios, de quitarnos el yugo del mundo, ¿Qué deberíamos hacer para mantenernos fuera de su influencia?

¿Después de este proceso, cuál sería el resultado final para nuestras vidas?


ACTUAR:

¿Qué cosas del mundo en esta época te han producido: Vergüenza, miedo, preocupación presente y futura, malestar, etc. ¿O crees que están correctas y más bien hay que recibirlas y aceptarlas?


Como te darás cuenta, solo al realizar este taller tu mente se esta dando cuenta de muchas cosas, es decir, se está transformando; por tanto, urge tener la palabra de Dios como nuestro primer aliado junto a los hermanos que, con conversaciones reflexivas, nos ayudamos mutuamente en este proceso de transformación.

Boletin de esta semana
Boletines pasados
Busca Por Tags