LA AUTORIDAD DELEGADA


Leamos el siguiente pasaje y reflexionemos:

Mateo 28:18-20 “Y acercándose Jesús, les habló, diciendo: Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, (yendo pues discipulad) bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado; y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo (siglo = fin del tiempo).”


VER:

¿Quién le entregó a Jesús esa autoridad total?

¿Cuándo Jesús logró tener toda autoridad?

¿En qué dimensiones Jesús y sus discípulos podrían ejercer la autoridad?

¿Qué deben hacer los discípulos de Jesús? Enumera las acciones.

¿Hasta cuándo Jesús promete estar con sus discípulos?



JUZGAR:

¿Por qué los discípulos necesitan autoridad en estas dos dimensiones?

¿Qué significa o implica “hacer discípulos de todas las naciones?

¿Por qué es preciso ser bautizados en el nombre del Padre, Hijo y Espíritu Santo?

¿Qué significa “guardar todo lo que Él ha mandado?

¿Por qué Jesús tenía que estar con ellos hasta el fin del mundo?

¿Qué impide operar en esa autoridad?



APLICAR:

¿Sientes que estas investido de esa autoridad?

¿Cómo afecta tu vida el ser investido de esa autoridad?

¿Qué enemigo has logrado vencer con la autoridad que Cristo te dio?

¿En qué nivel fue hecho esto, en lo natural o en lo espiritual o ambos niveles? Explica tu respuesta.


Nota: La autoridad necesita dos elementos básicos (1) posición y (2) condición

Boletin de esta semana
Boletines pasados
Busca Por Tags