top of page

LA ÚNICA MANERA DE CONTINUAR


Leamos y reflexionemos:

Hebreos 12:1-2 “Por tanto, puesto que tenemos en derredor nuestro tan gran nube de testigos, despojémonos también de todo peso y del pecado que tan fácilmente nos envuelve, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos e Jesús, el autor y consumador de la fe, …”


Para poder entender con mayor claridad este pasaje revisemos los siguientes conceptos:


La palabra Peso se lee en griego como onkos = masa (como doblándose o encorvándose por su carga), carga (estorbo) peso.

La palabra Envuelve “euperístatos” que es igual a rodear por todo lado, estorbar (a un corredor) en toda dirección, asediar.


VER:

¿Qué requisitos son importantes para continuar la carrera que tenemos por delante?

¿De qué cosas debemos despojarnos?

¿Qué cosas nos envuelven?

¿Por qué debemos hacerlo?

¿Cómo debemos hacerlo?



JUZGAR:

¿Qué significa “despojarse”?

¿A qué que se refiere la frase: “despojémonos de todo peso”?

¿Qué aspectos pueden estar enmarcados en la palabra “peso” del que habla este pasaje?

¿Qué significa “correr con paciencia la carrera que tenemos por delante”?

¿Qué quiere decir la frase: “puestos los ojos en Jesús”?



ACTUAR:

1. ¿Has podido identificar en tu vida el “peso” y el “pecado”?

2. ¿Cómo se despoja uno del pecado?

3. ¿Cómo nos despojamos del peso?

4. ¿De qué manera práctica podremos darnos cuenta de que nuestros ojos están puestos en Jesús?

コメント


Boletin de esta semana
Boletines pasados
Busca Por Tags
bottom of page