ES TIEMPO DE HABLAR


Leamos Marcos 11:23 “En verdad os digo que cualquiera que diga a este monte: «Quítate y arrójate al mar», y no dude en su corazón, sino crea que lo que dice va a suceder, le será concedido.”


Este pasaje nos muestra que el hablar adquiere fuerza y poder cuando viene acompañado de fe. El hablar puede hacerse con palabras, pero también con acciones. La Biblia lo llama PROFETIZAR.


PROFETIZAR en el lenguaje griego significa: προφητεύω profeteúo, hablar bajo inspiración (Espíritu Santo), predecir eventos, profetizar, ejerce el oficio profético.


1 Corintios 14:1-4 “Seguid el amor; y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis. Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; pues nadie le entiende, aunque por el Espíritu habla misterios. Pero el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación. El que habla en lengua extraña, a sí mismo se edifica; pero el que profetiza, edifica a la iglesia.”


VER

¿Qué palabras se repiten?

¿Cuál es el tema de esta porción Bíblica?

¿Cuál o cuáles son los órganos del cuerpo que usamos para profetizar?



JUZGAR

¿Por qué es importante profetizar?

¿Cuál es el don que más necesitamos desarrollar según Pablo?



ACTUAR

¿Cuándo debemos profetizar?

¿En dónde profetizamos?

¿Alguna vez alguien te hablo bajo inspiración de Dios? Comparte con el grupo

¿Hablaste a alguien exhortando o consolando para edificarlo? Comparte con el grupo.

Boletin de esta semana
Boletines pasados
Busca Por Tags