EL PODER DE LA HONRA



La palabra honra viene del vocablo hebreo Kabád = sentir peso, fuerza, gloria, glorificar, honor, venerar. Esta viene de la misma raíz de la palabra, Gloria.

En griego, esta misma palabra se lee timáo = premiar, valorar, reverenciar, dar atención. Por tanto, honrar significa mostrar interna y externamente respeto, admiración, estimación y consideración en diferentes niveles:

· Dios (1 Corintios 10:31)

· Personas (Efesios 6:2-4, 1 Tesalonicenses 5:12-13)

· Lugares (Hebreos 13:4)


La honra expresada con palabras y sin hechos no es honra. La honra no es impuesta.


LEE Y REFLEXIONA:

Proverbios 3:9-10 “Honra al Señor con tus bienes y con las primicias de todos tus frutos; entonces tus graneros se llenarán con abundancia y tus lagares rebosarán de mosto.”


VER:

¿Con qué debemos honrar a Dios?

¿A qué se refiere la palabra “bienes”?

¿Qué cosas pasarán si lo hacemos?



JUZGAR:

¿Qué significa honrar a Dios con nuestros bienes en la actualidad?

¿Qué palabras (actos) definen mejor esta tarea?

¿Qué significa honrar a Dios con las primicias de nuestro fruto?



ACTUAR:

¿Qué te ha impedido hacer un buen manejo de tus finanzas, tiempo, recursos?



CONCLUSIÓN: Toda la Escritura no da fórmulas para el éxito, sino más bien describe diseños que solo en Fe y por Fe se pueden alcanzar.


Romanos 14:23 “Pero el que duda, si come se condena, porque no lo hace por fe; y todo lo que no procede de fe, es pecado.”

Boletin de esta semana
Boletines pasados
Busca Por Tags