¡YA NO PUEDO MÁS!


Leamos y reflexionemos:

1Corintios 10:12-13 “Por tanto, el que cree que está firme, tenga cuidado, no sea que caiga. No os ha sobrevenido ninguna tentación (Prueba) que no sea común a los hombres; y fiel es Dios, que no permitirá que vosotros seáis tentados (puestos a prueba) más allá de lo que podéis soportar, sino que con la tentación (prueba) proveerá también la vía de escape, a fin de que podáis resistirla.”



VER:

¿Qué palabras se repiten?

¿Qué tipo de pruebas enfrentan los hijos de Dios?

¿Qué entrega Dios juntamente con las pruebas?



JUZGAR:

¿A qué se refiere la frase: “el que cree que está firme, tenga cuidado, no sea que caiga”?

¿Por qué Dios permite pruebas en la vida de sus hijos?



APLICACIÓN:

¿Cómo puedo pasar las pruebas en forma victoriosa?

Comparte tu testimonio de situaciones imposibles en las que pudiste experimentar la victoria.



REFLEXIONA: Muchas veces, Dios en tu vida va a permitir situaciones incomprensibles, pero jamás te deja sin salida. Así Él ejercita tu fe. De hecho, el Espíritu Santo es nuestro entrenador personal, pues Él nos va guiando a lo largo de nuestra vida y sabe muy bien que es lo que podemos o no podemos soportar. El conoce nuestros límites y la verdad es que cuando llegamos al fin de ellos y el agotamiento de nuestras fuerzas, empezamos a caminar con las de Él y es allí cuando descubrimos el potencial al que tenemos acceso. Las pruebas que enfrentes ahora te llevarán al éxito y la victoria del mañana. Recuerda, las pruebas son momentáneas, temporales, no eternas. Solo Dios tu Padre celestial es eterno y ha prometido estar contigo todos los días hasta el fin del mundo. Por tanto, no hay nada que temer. El las usará simplemente para capacitarte, fortalecerte, promocionarte y sobre todo para que descubras lo que Él es capaz de hacer a través de ti.

Boletin de esta semana
Boletines pasados
Busca Por Tags