¿QUÉ HAY EN TU CORAZÓN?

Los conceptos que guardamos en nuestro interior tienen diferentes fuentes de las que se alimentan y de acuerdo a ellos, es que nos relacionamos con Dios y con quienes nos rodean, llegando incluso a afectar nuestras decisiones diarias. Por esta razón, es que surge la necesidad de revisarlos constantemente, a fin de alinearlos con la fuente correcta, es decir, con el Reino de Dios.


Por lo tanto, en esta ocasión hablaremos de uno de los elementos más importantes de dicho reino: La pureza.


La pureza refleja la condición de nuestro corazón, es decir, donde está nuestra alma = mente, emociones y voluntad; espíritu =conciencia.

El diccionario describe esta palabra de la siguiente manera:

La pureza es la cualidad de puro (aquel o aquello que está libre y exento de toda mezcla, de imperfecciones morales), que no incluye ninguna condición distorsionada.


Leamos los siguientes pasajes y reflexionemos a cerca de los mismos:

Mateo 5:8 “Bienaventurados los de limpio corazón, pues ellos verán a Dios.”


Salmos 24:3-4 “Quién subirá al monte del Señor? ¿Y quién podrá estar en su lugar santo? El de manos limpias y corazón puro; el que no ha alzado su alma a la falsedad, ni jurado con engaño.”


Tito 1:15 “Todas las cosas son puras para los puros, mas para los corrompidos e incrédulos nada es puro, sino que tanto su mente como su conciencia están corrompidas.”


VER:

¿Dónde reside la pureza?

¿Cómo los pre-conceptos afectan la pureza de nuestro corazón?

¿Qué necesitamos guardar con “celo santo”?



JUZGAR:

¿Cómo se adquiere la pureza? Explica tu respuesta

¿Qué significa ser limpios de corazón?

¿Qué significa ser puros de corazón?

¿Cómo mantenemos la pureza?



ACTUAR:

¿Cuál fue la última vez que juzgaste a alguien y estuviste totalmente equivocado?

¿Cómo se forman tus conceptos (paradigmas)?

Boletin de esta semana
Boletines pasados
Busca Por Tags