MI POSICIÓN


Leamos: Juan 15:1-4-5 “Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el viñador.

Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el sarmiento (rama) no puede dar fruto por sí mismo si no permanece en la vid, así tampoco vosotros si no permanecéis en mí. 5 Yo soy la vid, vosotros los sarmientos (las ramas); el que permanece en mí y yo en él, ese da mucho fruto, porque separados de mí nada podéis hacer.”


VER:

¿Quién es el viñador?

¿Quién es la vid?

Según esta ilustración que Cristo usa ¿Qué parte somos nosotros?



JUZGAR:

Según la intención de Cristo es que llevemos mucho fruto, ¿Cuáles deben ser los requisitos para llevar fruto? Enuméralos.

Esta conexión, ¿Debe ser hecha a penas tengamos un percance o en todo momento? Explica tu respuesta.

¿En qué área de tu vida (espíritu, alma y cuerpo), la conexión con Cristo está presente y como te das cuenta de ello?



ACTUAR:

¿Los frutos que estamos dando reflejan con quién y con qué estamos conectados? Comparte con el grupo ejemplos de conexión y fruto.

¿Qué cosas o personas amenazan tu conexión con Cristo?



Boletin de esta semana
Boletines pasados
Busca Por Tags