¿CÓMO DIOS GOBIERNA?

Jesús dijo: “… El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio”. Este fue su mensaje central cuando estuvo en medio de nosotros. Cabe señalar que cuando Él resucitó no se llevó este reino con él, sino que mas bien le encargó a la iglesia su establecimiento aquí en la tierra. En otras palabras, la extensión del Reino de Dios fue dado a la Iglesia. "No tengan miedo, ovejas mías; ustedes son pocos, pero el Padre, en su bondad, ha decidido darles el reino" (Lucas l2:32, Dios Habla Hoy).


Pero para poder cumplir con esta misión es necesario que ella entienda en que consiste este reino y como Dios gobierna.

Tu y yo somos la iglesia, por tanto, la tarea es nuestra. Pero tenemos un problema, si cada uno tiene su propia idea de reino y de como establecerlo entonces lo que construiríamos es una “torre”, cuyo material es confusión y desorden, mas nunca el reino de Dios donde impera la luz, el orden y la justicia. De allí que resulta urgente unirnos a los conceptos del Padre, elaborados a partir de la revelación dada por el Espíritu Santo. A esto llamamos tener una sola cosmovisión de reino. Es decir, ver, entender, hablar y actuar conforme al corazón de Dios, quien es el dueño y creador de dicho reino.


Partamos de lo primero: ¿Qué es un reino?


Un reino es un sistema de gobierno gobernado por un rey. En este caso Dios Padre es el Rey, la autoridad máxima que gobierna (cuida, administra, provee, etc.) utilizando varios principios.

“Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia y paz y gozo en el Espíritu Santo.” Romanos 14:17


Lo segundo será: ¿Cómo Dios gobierna?


Dios gobierna en base a varios principios: el amor, la libertad, la verdad y la justicia.

Dios es amor, y las escrituras nos enseñan que “el amor no busca lo suyo” (1Corintios 13:5) es por esta razón que El no es un rey dictador, El no busca dirigir la voluntad de nadie, El acepta y respeta la decisión de quienes El ama.

Es por eso por lo que El concede libertad a su creación, esto quiere decir que los seres humanos como los ángeles tienen libertad de acción.

Ejemplo: Parábola del hijo prodigo.

Es aquí donde se genera el conflicto, pues a pesar de que existe la voluntad de Dios, los seres creados tienen la libertad de elegir vivir de acuerdo con ella o no.

La libertad es un principio que rige los cielos y la tierra. Es por ello por lo que las escrituras narran momentos en los que los ángeles se revelaron y tomaron diferentes actitudes que afectaron naciones. El origen del mal radica en la libertad que tienen los ángeles caídos para ejercer su voluntad.


En cuanto a los seres humanos, si bien es cierto todos nacen con el famoso pecado original, sin embargo, todos tenemos la libertad de elegir entre vivir bajo su dominio o ser libres de su inclinación e influencia. Ejemplo Raab la ramera.