¿CÓMO ESTÁ TU TEMPLO?

Leamos Juan 2:13-21 “La Pascua de los judíos estaba cerca, y Jesús subió a Jerusalén. En el templo encontró a los que vendían bueyes, ovejas y palomas, y a los que cambiaban dinero allí sentados. Y haciendo un látigo de cuerdas, echó a todos fuera del templo, con las ovejas y los bueyes; desparramó las monedas de los que cambiaban el dinero y volcó las mesas. A los que vendían palomas les dijo: «Quiten esto de aquí; no hagan de la casa de Mi Padre una casa de comercio». Sus discípulos se acordaron de que estaba escrito: «El celo por Tu casa me consumirá». Entonces los judíos le dijeron: «Ya que haces estas cosas, ¿qué señal nos muestras?». Jesús les respondió: «Destruyan este templo, y en tres días lo levantaré». Entonces los judíos dijeron: «En cuarenta y seis años fue edificado este templo, ¿y Tú lo levantarás en tres días?». Pero Él hablaba del templo de Su cuerpo.”

¿QUÉ FUE LO QUE PASÓ?

El Templo se había convertido en mercado, una muestra religiosa.

  • Eso quiere decir que allí todo se volvió negociable como un artículo que se compra y vende con fines personales. Por ejemplo: Los principios, los valores, la confianza, la lealtad, la familia, los roles, ministerios, etc..

  • El mundo influye con su levadura ejemplo: “Alcanza tus sueños sin importar nada más”, el fin justifica los medios”

  • Irrespeto y trato de las cosas sagradas como cosas ordinarias. Tratar el templo como quiero. Nuestros cuerpos, nuestros sentimientos, nuestros negocios etc.; maltratar el cuerpo donde lo que quiero esta por encima de lo necesario; ansiedad de riquezas, popularidad etc..

  • Voces en el templo: voces humanas, ruidos de animales, de cosas (monedas). Si el templo es el lugar donde Dios habita se supone que allí se debía escuchar solo la voz de Dios.

Leamos: 1 Corintios 6:19 “¿No saben ustedes que su cuerpo es templo del Espíritu Santo que Dios les ha dado, y que el Espíritu Santo vive en ustedes? Ustedes no son sus propios dueños, porque Dios los ha comprado. Por eso deben honrar a Dios en el cuerpo.”

¿CUÁL ERA EL ESTADO DEL TEMPLO?

  • Presencia de elementos añadidos y tóxicos que contaminan y manipulan la Fe.

  • Se volvió en un anti diseño, pues el diseño de Dios es que su templo sea CASA DE ORACIÓN, no de mercado (compra y venta), por eso Jesús lo definió como cueva de ladrones.

¿CUÁL DIJO JESÚS QUE ERA EL DISEÑO DE DIOS PARA EL TEMPLO?

EL TEMPLO O LA CASA DE DIOS FUE HECHA PARA SER CASA DE ORACIÓN para todas las naciones. El evangelio de Mateo lo registra así: “…Y les dijo*: «Escrito está, “Mi casa será llamada casa de oración” Isaías 56:7, pero ustedes la están haciendo cueva de ladrones. (Jeremías 7:11)

  • Esto nos habla de intimidad, comunión, unidad entre Dios y el hombre.

La pregunta es: ¿Cómo está tu templo?

La próxima semana, Dios mediante, estaremos estudiando a cerca de que hacer frente a lo que hemos encontrado en nuestro templo.

Boletin de esta semana
Boletines pasados
Busca Por Tags

Horario de Oficina:

Lunes - Viernes   9:00am - 3:00pm

Horario de Servicios:

Domingos a las 12:30pm

Tel: (205) 739-0885

© CDA Ministerios 2015 designed by delcast