¿DESDE QUÉ FUENTE VES Y HABLAS?

Partamos de una gran verdad, TODO ES ESPIRITUAL. Por tanto, lo que somos y hacemos tiene un tinte indiscutiblemente ESPIRITUAL. Aún las cosas mas comunes que practicamos todos los días tienen su raíz en esa dimensión; la comida, el vestido, los hábitos, la forma de hablar, comportarnos etc. Todo responde a un porque espiritual.

Pero para que podamos entender este ámbito, es preciso ser despertados en nuestros “sentidos” espirituales. De hecho, nuestro cuerpo físico refleja muchas veces la complejidad y estructura del espíritu. Por ejemplo, en el ámbito natural tenemos ojos para ver, oídos para oír, lengua para hablar, tacto para sentir, así mismo nuestro espíritu posee similares propiedades, las mismas que se activan en el momento en que nuestro espíritu se conecta con el Espíritu de Dios, a esto le llamamos: conexión, alineamiento con la fuente de origen.

“Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz.” Juan 18:37

El Reino de Dios no es de este mundo y por tanto, el tratar de entenderlo desde la perspectiva del mundo es imposible.

“Respondió Jesús: Mi reino no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos; pero mi reino no es de aquí.” Juan18:36

Romanos 14:17 “Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia y paz y gozo en el Espíritu Santo.”

De modo que la forma de VER, OIR, HABLAR SENTIR Y OBRAR Juan 3:3 del reino, estará muy relacionado a lo que vemos en esa dimensión; es decir, la dimensión del espíritu. Recordemos algo muy importante, nosotros estamos en este mundo pero nosotros no somos de este mundo.

El hablar del reino esta relacionado con el VER. Por ejemplo: Si tu ojo esta en luz, entonces todo tu cuerpo esta en luz. Si tienes la mente de Cristo, entonces tus pensamientos ya no son los tuyos sino los de El. De tal forma que empiezas a VER las cosas con un lente diferente. Tanto así, que donde otros ven muerte, tu ves vida, donde otros ven angustia tu ves paz, etc. Eso fue exactamente lo que les sucedió a Josué y Caleb de la Biblia, donde sus compañeros veían problemas, estos dos hombres veían oportunidades.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL VER Y HABLAR DESDE EL ESPÍRITU?

“Eliseo entonces oró, y dijo: Oh Señor, te ruego que abras sus ojos para que vea. Y el Señor abrió los ojos del criado, y miró, y he aquí que el monte estaba lleno de caballos y carros de fuego alrededor de Eliseo.” 2 Reyes 6:17

En conclusión, pongámonos los LENTES DEL ESPIRITU SANTO para poder VER con claridad, HABLAR con propiedad y así de esta manera, transformar no solo nuestras propias vidas, sino las de otros.

Boletin de esta semana
Boletines pasados
Busca Por Tags

Horario de Oficina:

Lunes - Viernes   9:00am - 3:00pm

Horario de Servicios:

Domingos a las 12:30pm

Tel: (205) 739-0885

© CDA Ministerios 2015 designed by delcast