¿CON QUÉ LENTES ESTAS MIRANDO?

Para poder entender el estudio de hoy primeramente debemos definir qué es un sistema, para que sirve y cómo opera.

“Un sistema es un conjunto de funciones que operan en armonía o con un mismo propósito, y que pueden ser ideal o real. Por su propia naturaleza, un sistema posee reglas o normas que regulan su funcionamiento y, como tal, puede ser entendido, aprendido y enseñado.”

Por ejemplo el sistema de la tiniebla está diseñado para robar, matar y destruir usando para ello una sola estrategia la mentira, a través de la cual esclaviza y engaña.

Leamos Juan 3:1-10 Observemos, juzguemos y apliquemos a nuestro entendimiento lo que esta porción de las Escrituras nos enseña.

1 Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, dignatario de los judíos. (¿QUIÉN ERA NICODEMO? )

2 Este vino a Jesús de noche y le dijo: (¿POR QUE VINO EN LA NOCHE?)

—Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro, porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él. (¿QUÉ CONOCÍA NICODEMO DE JESÚS?)

3 Le respondió Jesús:

—De cierto, de cierto te digo que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios. (¿QUÉ ESTA DICIENDO JESÚS ACERCA DEL REINO DE DIOS?)

4 Nicodemo le preguntó:

—¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre y nacer? (¿QUÉ ENTENDIÓ NICODEMO?)

5 Respondió Jesús:

—De cierto, de cierto te digo que el que no nace de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios. (¿QUÉ ES LO QUE JESÚS ESTÁ TRATANDO DE EXPLICARLE A NICODEMO? )

6 Lo que nace de la carne, carne es; y lo que nace del Espíritu, espíritu es. 7 No te maravilles de que te dije: “Os es necesario nacer de nuevo”. 8 El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido, pero no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así es todo aquel que nace del Espíritu.

Cómo podemos ver en este diálogo se está hablando de sistemas claramente definidos y nacidos de diferentes fuentes. Por un lado está el sistema relacionado con la “carne” y por otro lado el sistema relacionado con el Reino de Dios y su justicia.

Ambos son poseedores de una estructura específica, compuesta por leyes, principios, rangos, procesos y jerarquías de autoridad (gobierno).

9 Le preguntó Nicodemo:

—¿Cómo puede hacerse esto?

10 Jesús le respondió:

—Tú, que eres el maestro de Israel, ¿no sabes esto? 11 De cierto, de cierto te digo que de lo que sabemos, hablamos, y de lo que hemos visto, testificamos; pero no recibís nuestro testimonio. 12 Si os he dicho cosas terrenales y no creéis, ¿cómo creeréis si os digo las celestiales? 13 Nadie subió al cielo sino el qué descendió del cielo, el Hijo del hombre, que está en el cielo. 14 Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del hombre sea levantado, 15 para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna.

Cómo podemos ver estos sistemas son completamente antagónicos, es decir totalmente contrarios. Es por eso que Jesús está dando a conocer que para poder VER el REINO DE DIOS, Y ENTRAR EN EL resulta indispensable experimentar un “nuevo nacimiento”, es decir adquirir una “nueva naturaleza”

¿CÓMO SE NACE DE NUEVO PARA PERTENECER AL REINO DE DIOS?

Leamos Mateo 4:17

Desde entonces comenzó Jesús a predicar y a decir: «¡Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado!».

Arrepentimiento significa cambio de mente, de dirección, de actitud. Por consiguiente una evidencia clara de que hemos nacido de nuevo es que hemos cambiado de dirección en nuestra manera de vivir tanto físicamente como espiritualmente.

EN CONCLUSIÓN es preciso identificar bajo qué sistema estamos viviendo, ya que ello determinará nuestra identidad y propósito. Si bajo el sistema de la carne, el mundo o la tiniebla o bajo el sistema del Reino de Dios y su justicia.

Boletin de esta semana
Boletines pasados
Busca Por Tags

Horario de Oficina:

Lunes - Viernes   9:00am - 3:00pm

Horario de Servicios:

Domingos a las 12:30pm

Tel: (205) 739-0885

© CDA Ministerios 2015 designed by delcast