¿QUÉ NOS TRAJO LA RESURRECCIÓN?

La haber vencido a la muerte trajo como consecuencia el establecimiento del Reino de Dios aquí en la tierra, el cual consiste en vivir bajo su gobierno a través del señorío de Jesucristo, quien es el Señor de Señores. Esto implica tener un lenguaje, prácticas, símbolos y signos, los mismos que se constituyen en portadores de una cosmovisión, la cual dará forma a nuestra identidad de hijos, pueblo y primicias de Dios que somos.

Este Reino implica la adquisición de una nueva cultura, la misma que exige por tanto un “nuevo nacimiento”, un cambio de mentalidad, lo cual sin duda alguna, traerá una nueva manera de vivir, con valores y principios nacidos del corazón de Dios, lo cual

dará como resultado la TRANSFORMACIÓN no solo de nuestras vidas sino de nuestro entorno.

Esto es una verdadera “evangelización” Es decir el evangelio implica influenciar de tal manera que el cambio empieza primero en las personas de forma individual y luego en la comunidad de la cual forman parte. No puede explotar una bomba sin que su honda no alcance a quienes están cerca, de igual manera sucede con el proceso de transformación.

En este día queremos establecer 4 columnas que son sostenidas por el único fundamento de Dios y las cuales debe estar en cada persona, ya que solo así se llevará a cabo la transformación de cada individuo y su sociedad. Me refiero a cuatro principios que están presentes cuando la cultura del reino se establece sobre el Señorío de Cristo y estos principios son:

1.- La intimidad con Dios

Esto nos lleva, sin lugar a dudas a la adoración, una interacción donde el Espíritu de Dios, amalgamado al espíritu del hombre produce la revelación en nosotros de su corazón. Esta Intimidad es el comienzo de todo y produce en nosotros alabanza, alegría, paz, gozo etc. Aquí empieza todo, en otras palabras el lugar santísimo no es el final , para nosotros es el comienzo donde Cristo nos dio entrada eterna.

Hebreos 13:15

Salmo 63:1

Mateo 4:41

1Tesalonisenses 5:16-18

2.-La sanidad del alma donde nuestra alma aprende a estar sumergida y controlado por nuestro espíritu, el mismo que a partir del nuevo nacimiento, se une al Espíritu Santo de Dios. Caminando así libre de toda contaminación y mezcla.

Mateo 11:28-30

Salmo 62:5-7

Salmo 55:22

Salmo 42:5-6

3.- Nuestra transformación a través del proceso del discipulado donde aprendemos a dejar que la mente del espíritu y sus paradigmas moldeen nuestra forma de vivir.

Mateo 28:18-20

Lucas 14:33

Lucas 9:33

Efesios 5:1-2

Mateo 16:24-25

4.- El servicio - Herramienta perfecta para compartir la vida de Cristo de manera práctica y real, de esta manera las vidas de otros son alcanzadas por el amor del Padre. En pocas palabras, evangelizar, vivir el Reino de Dios verdaderamente, lo cual, sin lugar a dudas trae una transformación integral a nuestras comunidades.

Hebreos 6:10

Mateo 20:28

Romanos 12:10

Estos cuatro pilares están sosteniendo nuestra casa, nuestra Iglesia, el ministerio llamado Casa de Adoración cuya visión se resume en transformados para transformar.

Boletin de esta semana
Boletines pasados
Busca Por Tags

Horario de Oficina:

Lunes - Viernes   9:00am - 3:00pm

Horario de Servicios:

Domingos a las 12:30pm

Tel: (205) 739-0885

© CDA Ministerios 2015 designed by delcast