EL ANTÍDOTO PERFECTO

Leamos Lucas 16:33  “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.”

 

La vida supone una serie de retos, obstáculos, etapas, etc., por los que cada uno debemos atravesar, de hecho en  cada momento del día estamos frente a ellos, y la forma en como los encaremos  determinará la diferencia, no solo entre el éxito y el fracaso, sino entre la vida y la muerte. Es por esta razón que Dios en su infinito amor y misericordia ha puesto al alcance de nosotros un elemento indispensable, el mismo que se convierte en un verdadero “antídoto” ante el  veneno del temor y la  ansiedad. Este elemento es “LA FE”.

 

¿Qué es la fe?  Leamos Hebreos 11:1   “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”.

 

“Tener fe es tener la plena seguridad de recibir lo que se espera; es estar convencidos de la realidad de cosas que no vemos.” (DHH)

 

Según New Strong’s Expanded Dictionary of Bible Words [Nuevo Diccionario Ampliado de Palabras Bíblicas Strong], “el término pistis (fe) denota una creencia determinada por confianza (o seguridad) predominante, ya sea en Dios o en Jesucristo, que surge de la fe en los mismos.

‘Fe’ significa: confianza, seguridad, certeza, y convicción” (p. 1315).

 

“Entonces, la fe es la esencia o certidumbre de algo que esperamos y no hemos recibido; en cierta manera, la fe (seguridad, convicción, confianza) nos da evidencia de lo que no podemos ver—lo espiritual e invisible. La fe se manifiesta antes de recibir respuesta a una oración o algo que hayamos pedido a Dios, pues una vez que nos lo da, la fe ya no es necesaria.”

 

Leamos y analicemos brevemente Mateo 9:27-30  “Cuando salió Jesús, lo siguieron dos ciegos, diciéndole a gritos: ¡Ten misericordia de nosotros, Hijo de David!  Al llegar a la casa, se le acercaron los ciegos y Jesús les preguntó: —¿Creéis que puedo hacer esto? Ellos dijeron: Sí, Señor.  Entonces les tocó los ojos, diciendo: Conforme a vuestra fe os sea hecho.  Y los ojos de ellos fueron abiertos. Jesús les encargó rigurosamente, diciendo: Mirad que nadie lo sepa.”

 

¿Quiénes le siguieron a Jesús?, ¿Qué le pidieron los ciegos a Jesús?, ¿Qué hizo Jesús?, ¿Qué hicieron los ciegos?, ¿Qué les preguntó Jesús a ellos?, ¿Cuál fue la respuesta de los ciegos?, ¿Cuál fue la respuesta de Jesús?, ¿Qué sucedió al final de la historia?.

 

Estos dos hombres ciegos materializaron su fe, en otras palabras, convirtieron en realidad presente, su futuro. 

 

Mateo 17:20. "Porque yo os aseguro: si tenéis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte "desplázate de aquí allá' y se desplazará, y nada os será imposible" 

Please reload

Boletin de esta semana
Boletines pasados

October 26, 2019

October 12, 2019

September 28, 2019

September 21, 2019

August 31, 2019

Please reload

Busca Por Tags

Horario de Oficina:

Lunes - Viernes   9:00am - 3:00pm

Horario de Servicios:

Domingos a las 12:30pm

Tel: (205) 739-0885

© CDA Ministerios 2015 designed by delcast