¿A DÓNDE NOS CONDUCE LA GRACIA DE DIOS? (Parte I )

June 16, 2018

Si le permitimos al Espíritu Santo hacer su trabajo en nosotros y actuar a través de nosotros, entonces podremos descubrir hacia donde la gracia divina nos quiere llevar.

 

Leamos Efesios 4:1-2  “…les ruego que vivan como deben vivir quienes, como ustedes, han sido llamados a formar parte del pueblo de Dios. 2 SeanHUMILDES,….”

 

¿A quiénes va dirigido este ruego o petición?

¿QUÉ ES LA HUMILDAD? “La humildad viene de la raíz latina “humus”, humus es la parte fértil de la tierra”. O “humilitas”que significa “pegado a la tierra”. 

 

Ser humildes tiene que ver con expresar la naturaleza de Dios contenida en nuestro interior, es decir, es estar consientes y seguros de quienes somos en el Señor y al mismo tiempo, reconociendo nuestra condición humana (cualidades y defectos), siendo libres de orgullo y arrogancia. Es reconocer que lo que somos, tenemos y podemos hacer es debido a la presencia del Espíritu Santo en nosotros y no producto de nuestro propio esfuerzo. 

"Revestíos de humildad hacia los demás, porque Dios resiste a los soberbios y da gracia a los humildes" – 1 Pedro 5:5. 

 

Ser humilde además, es poner a otros en primer lugar, es ser libre de todo egoísmo. 

“No hagan nada por egoísmo o vanidad, sino con humildad consideren a los demás como superiores a sí mismos” – Filipenses 2:3.

 

Siendo humildes es posible desactivar cualquier conflicto, sin esperar tener la razón siempre. O por otro lado, manejar cualquier injusticia con mansedumbre sin ser preso de la amargura, hablando siempre con amabilidad, cortesía y firmeza. 

"La blanda respuesta quita la ira, mas la palabra áspera hace subir el furor” – Proverbios 15:1.

 

Ser humilde es saber responder y aprender de las criticas de manera sabia y con amor, sin una actitud agresiva y/o defensiva, sin desarrollar una actitud de venganza, identificando incluso, cuales son las motivaciones de nuestras actuaciones. La humildad es saber perdonar, a pesar de haber sido genuinamente ofendidos, o por otro lado, saber pedir perdón cuando hemos ofendido. 

"Por lo tanto, si estás presentando tu ofrenda en el altar y allí te acuerdas que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar. Ve primero y reconcíliate con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda” –  Mateo 5:23-24. 

 

En conclusión, la Gracia nos conduce primeramente a vivir en humildad, es decir, reconociendo que todo lo que somos, tenemos y podemos hacer es producto de la presencia del Espíritu Santo en nuestras vidas, amando y respetando todo lo que Dios ama.

 

 

Please reload

Boletin de esta semana
Boletines pasados

October 26, 2019

October 12, 2019

September 28, 2019

September 21, 2019

August 31, 2019

Please reload

Busca Por Tags

Horario de Oficina:

Lunes - Viernes   9:00am - 3:00pm

Horario de Servicios:

Domingos a las 12:30pm

Tel: (205) 739-0885

© CDA Ministerios 2015 designed by delcast