EL CASCO DE LA SALVACIÓN

August 13, 2016

Efesios 6:17 “Tomen el casco de la salvación…..”

 

El casco del ejército romano usualmente estaba hecho de bronce, aunque en varias ocasiones lo mezclaban con cuero y hierro. El casco era usado para proteger la cabeza, incluyendo los lados de la cara y sujetándose con correas de cuero debajo de su quijada. En la parte posterior tenía una extensión para proteger el cuello de las flechas que podían alcanzarlos desde arriba. Posteriormente  se le aumentó al casco, coberturas para las orejas.

 

Como podemos ver, el casco fue diseñado específicamente para proteger la cabeza, incluyendo: cara, orejas, cuello. Si en el ámbito físico esto es importante, cuanto más en el plano espiritual. Por tanto,  tu cabeza no solo debe estar protegida físicamente sino espiritualmente. Sabías que la mente es como un aeropuerto donde entran todo tipo de pensamientos, ideas, que ejercen una influencia decisiva en el comportamiento de la persona

 

Pero aquí cabe la pregunta: ¿Cuál es nuestro casco espiritual? Nada mas ni nada menos que LA SALVACIÓN.

 

La Salvación es Jesucristo. Gracias a El fuimos trasladados de la obscuridad a la luz; de un estado de muerte a un estado de vida. En este rescate obtuvimos identidad, pertenencia, gozo, prosperidad, sanidad, libertad, santidad, paz, etc., puesto que pasamos a formar parte de la familia de Dios, participantes de una herencia incorruptible y eterna. Que esto no se te olvide nunca.

 

En la persona de Jesucristo recibimos gratuitamente todo ello, por eso es que debemos colocar en nuestra cabeza (pensamientos), cara (reflejo), orejas (verdades, palabra), cuello (dirección) a Jesucristo como nuestro casco, solo así podremos  vivir confiados.

 

De hecho, cuando tu estas usando éste casco y el enemigo viene a ti con engaños tales como: “no puedes, nunca vas a cambiar, la salvación se gana, a nadie le importas, etc.” no debes temer, pues el nunca te podrá hacer daño, sus dardos se encontrarán con la obra completa de Jesucristo en tu vida.  Pero hay algo importante que siempre debes tener en mente; Este casco, TU NO TE LO HAS GANADO, te ha sido entregado como REGALO.

 

“Ciertamente la gracia de Dios los ha salvado por medio de la fe. Ésta no nació de ustedes, sino que es un don de Dios; ni es resultado de las obras, para que nadie se vanaglorie.” Efesios 2:8-9

 

Recuerda que si crees una de las mentiras del enemigo, en poco tiempo estarás destruido. El siempre buscará confundirte para que minimices, es decir, consideres no suficiente la victoria de Jesús en la cruz del calvario; haciéndote creer que a ti te corresponde completar la salvación.

 

Es preciso creer, declarar y vivir las verdades del Reino de Dios, en otras palabras, apropiarse de ellas, solo así podrás disfrutar a plenitud de la obra y victoria de nuestro Señor Jesucristo.

 

TAREA

1.- Confiesa que Jesucristo es tu salvación.

2.- Simbólicamente colócate el casco de la salvación, y declara que tu cabeza (pensamientos), cara (reflejo), orejas (verdades, palabra), cuello (dirección) están protegidos.

3.- Rechaza enérgicamente todas las mentiras del enemigo.

4.- Comparte esta verdad con otros.

 

 

 

 

 

Please reload

Boletin de esta semana
Boletines pasados

November 16, 2019

October 26, 2019

October 12, 2019

September 28, 2019

September 21, 2019

Please reload

Busca Por Tags

Horario de Oficina:

Lunes - Viernes   9:00am - 3:00pm

Horario de Servicios:

Domingos a las 12:30pm

Tel: (205) 739-0885

© CDA Ministerios 2015 designed by delcast